Saltar al contenido →

Vino ecológico: reconocimiento

La tendencia a desarrollar vinos ecológicos puede inducir al consumidor a dudar con respecto a la contraetiqueta que lo garantiza. Debe entender el consumidor que una contraetiqueta de vino ecológico es algo verificable por análisis de ausencias, mientras que cualquier otra calificación de vinos se basa en la garantía oficial de la etiqueta o contraetiqueta, siendo difícilmente verificable por análisis pues ya no se trata de ausencias, sino de presencias y equilibrios, algo mucho mas complejo. 

Un vino ecológico total supone: 

  1. Viticultura ecológica. 
  2. Vinificación sin SO2. 
  3. Conservación y embotellado del vino sin tratamientos. 

¿Cómo puede conocerse esto? 

La viticultura ecológica se conoce en el vino por ausencia de:

  • Bromopropilato
  • Fenitrotion
  • Captafol
  • Folpet
  • Captan
  • Ipodriona
  • Clorpirifos
  • Metilparation
  • Clozolinato
  • Procimidona-R
  • Diclofuanida
  • Vinclozolina-R
  • Pestic Fenarinmol

La no utilización de anhídrido sulfuroso en vinificación se deduce por el nivel de su indicador, que es el etanal. Este debe ser inferior a 20 mg/l. Mientras que las vinificaciones estándar lo tienen superior a 40 mg/l. 

El no abuso de tratamientos de estabilización o de conservación se deduce por nivel bajo de sodio. Cada tratamiento al vino incrementa el sodio. Los vinos ecológicos presentan nivel inferior a 40mg/l, mientras que los estándar están en niveles superiores a 70 y en los muy manipulados se llega hasta 100 mg/l.


© Manuel Ruiz Hernández, 2001

error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad