Saltar al contenido →

La cosecha 2016 de Rioja

A lo largo del envero y maduración, hasta una vendimia tardía (30 de octubre), las lluvias han sido menores y sin incidencia patológica.

Envero Considerando el envero concluido a 7 °C probables, arranca a inicio de agosto con 3 °C y finaliza el día 15 de agosto con 7 °C. El peso inicial era de 90 g/100 bayas y al final del envero fue de 190 g/100 bayas.

Existieron racimos muy grandes. Para los racimos de más de 400 g a la hora de vendimia, el envero fue más largo e impreciso.

En los viñedos de carga moderada este envero ha sido compacto y preciso, dando paso a maduración el día 15 de agosto.

Maduración

Hemos de distinguir tres etapas:

A) De 15 de agosto a 12 de septiembre

B) De 12 de septiembre a 6 de octubre

C) De 6 de octubre a 30 de octubre.

Maduración A. Período de temperaturas máximas superiores a 30 °C y mínimas superiores a 16 °C. Por ello, no adecuado para una maduración correcta. Fue un período más cálido que el de envero, que fue de 28 °C de máxima y 13 °C de mínima. La maduración anormal supuso:

  • Subida del color en 8 grados
  • Sin ascenso de peso que se estabiliza en 202 g
  • El grado asciende de 7 hasta 11,6°
  • Cae fuertemente el málico hasta 3,3 g
  • Y cae el potasio de 4.300 a 4.100.
  • Definitorio, caídas de málico y de potasio. Se muestra hollejo duro.

Maduración B. Descienden las temperaturas máximas hasta niveles de 25 °C y las mínimas hasta 11 °C. Prácticamente este período se estabiliza en estos valores. Subida del color hasta 11,5 puntos. Sube el peso a 215 en una semana y vuelve a caer a 210.

Asciende lentamente el grado en una semana y después rápidamente, 11,6° a 12° y a 13,4°. El málico se estabiliza en 2,9. Sube el potasio de nuevo a 2.400. El hollejo sigue mostrándose duro.

Maduración C. Ya fuera del control analítico del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja. 

Temperaturas máximas estabilizadas en 18 °C. Mínimas de 7 °C con caídas a 4 °C.

El hollejo sigue duro pero ya no suelta el color fácilmente. Con análisis más severos sigue acumulando, aunque parezca estabilizado, y muestra ya hasta 20 puntos.

Se estabiliza el peso en 212 g/100 bayas. Sube el grado levemente, hasta 13,6°. El málico sigue estable en 2,8 g. Y el potasio sigue estable.

En la práctica, en el mes de octubre se para todo en la baya (peso, málico, grado y potasio) menos el color que, aunque encriptado, sigue ascendiendo.

En resumen: 

  • Envero corto y preciso
  • Maduración en tres etapas: una casi inactiva por calor (15/VIII a 12/IX), una activa normal (12/X a 6/X) y una final casi sólo polifenólica (6/X a 30/X).
  • La maduración microbiana ha sido retardada como muchas otras campañas, pero en una experiencia de septiembre encontramos en las uvas Candida pulcherrimaque, según nuestros estudios desde 1960, ocurre tan solo en las grandes cosechas.
  • En 1964 fue intensa y también en 2005.
  • Sorprendentemente el hollejo se endureció por calor pero parece que tan solo en la capa más exterior y siguió acumulando color.
  • Después, el frío de las noches de octubre coincidió o causó el endurecimiento total del hollejo, que siguió acumulando color pero dificultando su extracción, habiendo precisado por ello maceraciones prolongadas.

© Manuel Ruiz Hernández, diciembre de 2016

error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad